buscar:

Hide

Diferencias entre cfd y futuros

Diferencias entre cfd y futuros

Los contratos por diferencias o cfd´s son operaciones del sector financiero que se realizan bajo índices bursátiles o acciones, en la que la liquidación procedente de los mismos se hace sobre la diferencia entre el precio al comprar y al vender, y todo esto, sin tener que realizar una entrega física del producto subyacente (índices o títulos físicos). Las dos partes están de acuerdo en hacer un trueque de la diferencia entre el precio de compra y el de venta de un activo de estas características.

Diferencias fundamentales entre cfd y futuros

Los inversores que quieren estar por delante a los cambios de los mercados y seguir una tendencia en alza o baja en base a un valor, cuentan con diferentes herramientas a su disposición. Los futuros son uno de los recursos ofertados. Pero los expertos garantizan que el beneficio puede ser mucho mayor si se invierte con contratos de diferencia.

Existen 3 diferencias esenciales entre los dos tipos de productos.

  1. En un principio, la ventaja de los contratos de diferencias es que no tienen fecha de caducidad, se puede mantener tanto las posiciones cortas como las largas el tiempo que el inversor quiera. Por su parte, los futuros, vencen cada trimestre, por lo que o se renueva la próxima fecha de caducidad o se realiza la venta o la compra de las acciones en la fecha concretada.
  2. Una segunda diferencia es la liquidez. Por un lado, los cfd´s tienen una liquidez al mismo nivel que el de las acciones, pero la de los futuros, la mayoría de las veces, es menor porque depende de que otro inversor desee comprar ese futuro y no acciones.
  3. La última de estas tres diferencias, es la referente a la flexibilidad. Los contratos por diferencias no requieren un una cantidad mínima de títulos, sin embargo para tener la posibilidad de invertir en futuros sobre acciones, se necesita como mínimo 100 acciones.

Se piensa que el importe total de la operación es mayor que el que necesita el inversor.
Cabe mencionar que el margen de garantía está muy por debajo en las operaciones con contratos por diferencias que en los futuros. Además, señala que los futuros sobre acciones no incluyen los pagos de ganancias, mientras que en los contratos por diferencias, la persona que invierte tiene todo el derecho a recibir el beneficio neto que adjudique la acción.

Ventajas de los cfd´s

La principal ventaja de los contratos por diferencias es el apalancamiento, refiriéndonos a esta cualidad como la alternativa de poder financiar diferentes compras de activos sin tener que disponer de un dinero para la operación en el momento actual.

Por lo que, con los cfd´s se puede realizar la misma inversión en acciones con menos dinero del que se requiere para hacer lo mismo con una inversión en bolsa.

Por supuesto, se puede trabajar con contratos por diferencias y no es necesario gastar todo el capital de las acciones que se venden o se compran, sino solamente invertir el importe de la garantía.