buscar:

Hide

Aspectos a considerar de los contratos por diferencias

Aspectos a considerar de los contratos por diferencias

Contratos por diferencias: Definición

Los “contracts for difference”, o como son conocidos popularmente, CFD’s son una especie de contrato celebrado entre 2 partes, un comprador y un vendedor, en el que aceptan intercambiar la diferencia entre el valor de un activo al momento de la apertura y el valor de ese mismo activo al cierre.

La naturaleza de los CFD es que se hace un intercambio de dinero, sin necesidad de poseer de manera física los activos que representan. Generalmente se considere éste como un método más simple de arreglo, puesto que todo se hace en efectivo, ya sea una pérdida ]o una ganancia.

Por esta razón, los CFD proveen a los inversionistas con todos los riesgos y beneficios de ser dueños de un instrumento sin la necesidad de tenerlos en físico.
Entonces, recapitulando, los CFD son un trato entre un trader y su bróker en el cual intercambian la diferencia entre el valor actual de un índice, acción, commodity o par de divisas, entre muchos otros sectores, y el valor que tendrá al momento del cierre del contrato.

Ventajas de los contratos por diferencias

Una de las ventajas más importantes y la que hace a los CFD como un instrumento bastante atractivo es la posibilidad que ofrecen de contar con un alto nivel de apalancamiento, a diferencia del trading tradicional. El margen que se maneja en el trading de CFD puede ser tan bajo como 2% o tan alto como 20%. Los márgenes más pequeños significan que se puede manejar un mayor volumen de operaciones sin contar con tanto capital, lo que incrementa las posibilidades de obtener ganancias más importantes.
Además, los mercados de este tipo de instrumentos no requieren un capital mínimo ni restringen el número de trades diarios lo que resulta beneficioso para los llamados day traders. Las cuentas se pueden abrir hasta con $1,000 USD y los contratos por diferencias que reflejan acciones también son objeto de recibir dividendos por lo que aumenta el retorno de la inversión.

Prácticamente todos los bróker ofrecen productos en todos los mercados alrededor del mundo. Los inversionistas tendrán acceso a cualquier mercado mundial de su preferencia. También podrán invertir en cualquier especie de vehículo que decidan, puesto que existen CFD que representan acciones, índices, commodities, tesorería, divisas y sectores.

El mercado de los CFD normalmente no cuenta con reglas para las llamadas “ventas en corto”. Se pueden vender en corto instrumentos en cualquier momento. Como no existe la posesión del activo representado, tampoco existen los costos por ventas en corto. Adicionalmente, las cuotas y comisiones cobradas por intercambiar estos contratos por diferencias son muy pocas o incluso inexistentes. Los bróker hacen su dinero por medio del pago del spread que hace el inversionista. Esto es, el inversionista paga el precio “bid” cuando compra y recibe el precio “ask” cuando vende o vende en corto. Dependiendo de la volatilidad del activo en cuestión, el spread puede ser más o menos grande además de que típicamente es fijo.