buscar:

Hide

Cotización oro : Vehículos de inversión

Cotización oro : Vehículos de inversión

A través de los años, la cotización oro se ha mantenido constante. Conforme avanzan los mercados, cada vez se crean nuevos vehículos de inversión para este metal precioso. Dependiendo de las características del trading en la actualidad, los medios para invertir en este commodity se podrían clasificar de la siguiente manera.

Cotización oro en forma de barras

La manera más tradicional de invertir en oro es comprándolo en forma de barras, llamadas “bullion”. En algunos países como Canadá, Austria y Suiza, se pueden conseguir en esta presentación de manera sencilla ya sea comprando o vendiendo en los bancos más importantes. De manera alternativa, existen dealers de bullion que ofrecen el mismo servicio. Las barras se pueden obtener en diferentes presentaciones de tamaño. Por ejemplo, en Europa, son de aproximadamente 400 onzas troy (12 kilos). Las de 1 kilo también son populares, aunque existen de muchos otros pesos cuya cotización oro va acorde al peso.
Esta presentación generalmente trae consigo un valor agregado menor que las monedas. Sin embargo, las barras más grandes tienen un riesgo mayor de falsificación debido a que existe un parámetro de apariencia menor. Mientras que las monedas pueden ser pesadas y medidas vs monedas confirmadas para establecer su veracidad, la mayoría de las barras no pueden ser medidas de esta manera, y muchos compradores de oro generalmente obtienen barras forjadas.

Existen las llamadas barras “Good Delivery” que existen dentro del sistema del mercado bullion de Londres, las cuales tienen una cadena de custodia verificable, comenzando por quien la refina y continuando por los diferentes almacenes en donde han sido resguardadas.

Este tipo de barras pueden ser compradas y vendidas fácilmente. Si una barra de este estilo es retirada de los almacenes estandarizados por este sistema, tendrá que ser re-verificado antes de entrar nuevamente al mercado.

Cotización oro en forma de monedas

Las monedas de oro son una manera muy común de ser dueño de este metal. Este tipo de presentación obtiene su precio de acuerdo a su peso más un pequeño incremento basado en la oferta y la demanda, de manera contraria a las monedas de oro numismáticas, que se valúan generalmente por la oferta y demanda demás de la rareza y condición.

El tamaño varía de un décimo de onza hasta dos onzas, siendo las de una onza las más populares y más fácilmente accesibles.
El Krugerrand es la moneda más ampliamente obtenida, con 46 millones de onzas troy (1,400 toneladas) en circulación. Además de este, existen otras monedas también ampliamente conocidas de otros países del mundo.
Las monedas se pueden comprar de una gran variedad de dealers en presentaciones grandes y pequeñas. Las falsificaciones de monedas son comunes y generalmente se hacen de plomo con recubrimiento de oro.

Otras formas de cotización oro

Además de las comunes barras y monedas, existen otros vehículos de inversión para este metal, como son los ETF’s, Certificados, cuentas de oro, Derivados, CFD’s y compañías mineras. Cada opción con su propio riesgo y sus beneficios muy particulares al tipo de mercado en el cual se desarrollan los trades o inversiones, así como su propia cotización oro.