2016-09-09 17:10:20

Los datos presentados hoy por la Oficina Federal de Estadística de Alemania, mostraron una reducción del superávit de la balanza comercial exterior del país. Teniendo en cuenta la corrección de la variación estacional en julio se redujo hasta 19,4 mil millones de euros (frente a 21,4 mil millones en junio). Lo malo es que teniendo en cuenta la corrección de las exportaciones de Alemania cayó un 2,6% en comparación con el mes anterior. En comparación con el mismo período del año pasado, las exportaciones cayeron en un 10%. El superávit de la cuenta corriente de la balanza de pagos alemán en julio, sin ajustes fue de 18,6 mil millones de euros (frente a 26,3 mil millones en junio). En julio del año pasado este indicador fue de 25,4 mil millones de euros.

La producción del complejo industrial de la economía alemana, que es la base de toda la economía de la zona euro, constituye la mayor parte de las exportaciones de Alemania. La reducción de la misma en el 2,6% en julio (el primer mes tras referéndum en el Reino Unido de Brexit), complementa el pronóstico sombrío sobre la desaceleración de la economía europea.

Los datos publicados a principios de semana por Eurostat, también apuntaban a una desaceleración del ritmo en el gasto de los hogares y gobierno. El crecimiento moderado del PIB de la zona euro en el 2do trimestre fue de 0,3% (+1,6% anualizado). La tasa de crecimiento del PIB de la zona euro en el 1er trimestre en comparación con el trimestre anterior fue revisada a 0,5% desde 0,6%. Por lo tanto, el crecimiento de la economía de la zona euro en la primera mitad del año, en general, resultó más débil de lo esperado anteriormente. La semana pasada se publicaron los datos de la Comisión Europea, que señala la caída de la confianza en las compañías y hogares de la zona euro en agosto. En Banco Central no puede también conseguir la meta de inflación durante más de tres años.

A pesar de las actuales estadísticas macroeconómicas débiles de la zona euro y una clara amenaza de deflación en la región, el Banco Central Europeo el jueves dejó su política monetaria sin cambios. El presidente del BCE, Mario Draghi, en un discurso posterior por primera vez en más de dos años no anunció nuevas medidas de estímulo. Además, no había ninguna señal de que se está preparando alguna medida en este sentido.

El euro subió hasta el anuncio de la decisión, y luego cayó bruscamente durante el discurso de Mario Draghi.

Las acciones europeas y los bonos del gobierno también cayeron después del discurso de Mario Draghi.

Desde la apertura de la jornada bursátil de hoy y durante la sesión europea, el dólar sube en el mercado de divisas frente a la mayoría de divisas. Baja el precio del oro y el petróleo, a pesar de la publicación de los datos de ayer del Departamento de Energía de Estados Unidos, que muestra un fuerte declive de las reservas de petróleo en EE.UU. (-14.513 millones de barriles).

Hoy a las 11:30 (GMT+3) se publican los datos sobre la balanza comercial del Reino Unido para julio y el pronóstico de la inflación de precios al consumidor. El declive del pronóstico afectará negativamente en las cotizaciones de la libra y viceversa. En el momento de la publicación del indicador se espera un aumento de la volatilidad en el trading de la libra y el índice de la Bolsa de Londres FTSE100. Esto también puede influir en la cotización del euro a través del par cruzado EUR/GBP.

También vale la pena prestar atención al discurso (14:45 GMT+3) del presidente de la Fed de Boston Eric Rosengren, que había hablado con anterioridad a favor de mantener una política monetaria flexible, luego, ha cambiado su punto de vista en el lado opuesto. Intrigante es, que dirá después de los indicadores macroeconómicos negativos de EE.UU. que se presentaron anteriormente en la semana y después de la reunión del BCE de ayer.

EUR/USD: BCE dejó su política monetaria sin cambios. Análisis fundamental del 09/09/2016