2016-09-26 19:26:30

El Banco de Japón mantuvo su política monetaria sin cambios la semana pasada, introduciendo un nivel objetivo de cero para la rentabilidad de los bonos gubernamentales a 10 años, lo que sorprendió a los participantes de los mercados financieros. Esta media de estímulo no se había utilizado durante varias décadas. También se aprobó la meta de inflación por encima del nivel de 2%, aunque todavía no se ha alcanzado el nivel objetivo del 2%.

El Banco Central de Japón mantuvo la tasa de interés en el nivel de -0,1%, anunciando que se seguirá llevando a cabo el programa de flexibilización cuantitativa, hasta que la inflación no "supere" el 2%. Sin embargo, se aprobó el nivel de inflación superior al 2%, aunque todavía no se ha alcanzado el nivel objetivo del 2%. Difícilmente las medidas adoptadas aceleran la inflación o significativamente "relajara las condiciones financieras".

Hoy el representante del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, habló en defensa de la nueva política monetaria. Además, manifestó que ahora el banco central más en serio se centra en el estímulo de la inflación y para ello tiene herramientas más efectivas. "Esto en cuanto a una intención más seria", aseveró Kuroda.

Sin embargo, lo que quería decir, Kuroda no especificó.

Mañana a las 02:50 (GMT+3) comienza la reunión del Comité de Política Monetaria del Banco de Japón. El Comité examinará la situación económica en Japón y dará instrucciones sobre las posibles perspectivas de política financiera del Banco de Japón. Si el tono del acta es en torno a medidas drásticas por parte del Banco de Japón en relación a una mayor relajación de la política monetaria en el país, esto apoyará el mercado de valores de Japón y debilitará el yen y viceversa.

Desde la apertura de la jornada bursátil de hoy, el yen se fortalece en el mercado de divisas, y el par USD/JPY cae. En la sesión europea el declive se aceleró.

"El banco está dispuesto a utilizar todas las herramientas posibles de la política, si lo considera necesario para alcanzar sus objetivos", dijo hoy Kuroda, destacando, que la compra de deuda pública por parte del Banco de Japón no puede alcanzar 80 mil millones de yenes por año. En algunos participantes del mercado esto causó nerviosismo y sospecha de que el Banco de Japón podría comenzar a reducir el programa de actividades de flexibilización de política monetaria. Y esto es una señal de alarma para los compradores japoneses de activos y vendedores de yenes.

USD/JPY: Kuroda habló en defensa de la nueva política monetaria. Análisis fundamental del 26/09/2016