2016-11-17 17:28:31

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos informó el miércoles que el índice de precios al productor (IPP) en octubre se mantuvo sin cambios (frente al pronóstico de + 0,3%). En términos anuales, el índice PPI creció sólo un 0,8% (proyección fue de +1,2%). Esto indica que la presión inflacionaria sigue siendo débil.
En respuesta a la publicación de estos indicadores de inflación los bonos estadounidenses comenzaron a crecer después de su declive en las últimas 6 sesiones, y su rendimiento disminuye. Así, la rentabilidad a 10 años de los bonos estadounidenses ayer fue de 2,222% contra 2,240% martes.
Aún no está claro, cómo una potencial política proteccionista de Trump puede influir en la economía mundial, y esto puede frenar el entusiasmo de los inversores sobre un posible aumento en el gasto público.
Las expectativas anteriores respecto a más estímulos fiscales y el aumento de la rentabilidad de los bonos estadounidenses provocaron el crecimiento del dólar estadounidense a su nivel más alto en más de 13 años.
Los inversores compraron la divisa estadounidense en medio de las crecientes expectativas de que el presidente electo Donald Trump estimulará la mayor economía mundial a través de nuevas exenciones de impuestos y mayor gasto en infraestructura.
El incremento del rendimiento de los bonos de EEUU también contribuyó a la apreciación de la moneda estadounidense. El índice del dólar ICE, que refleja el tipo de cambio del dólar estadounidense frente a una canasta de seis divisas principales, subió a 100,57, el nivel más alto desde abril de 2013.
El miércoles los inversores ya habían vendido las acciones de los bancos y de las compañías industriales tras el reciente rally en el contexto de triunfo de Trump en la carrera presidencial en EEUU. El S&P500 el miércoles se redujo en 0,2%,, cayendo desde el reciente máximo local alcanzado cerca del nivel de 2186.0. El sub-índice S&P500 para el sector financiero cayó en un 1,4%. Las acciones de Goldman Sachs Group, J. P. Morgan Chase & Co y Caterpillar, que crecieron más del 10% desde el momento de las elecciones, el miércoles cayeron.
Anteriormente, las acciones de los bancos se convirtieron en uno de los líderes del mercado gracias al entusiasmo de los inversores sobre las perspectivas de un aumento del gasto del presupuesto, los recortes de impuestos y la desregulación en el futuro el gobierno republicano.
Sin embargo, el entusiasmo de los participantes del mercado, si no se apaga, hará un recorte. Es característico que ayer entre los representantes de la Fed se hayan escuchado algunas otras notas con respecto a la futura política monetaria de la Fed.
Así, el presidente de la Fed de Filadelfia, Patrick Harker, dijo el miércoles que “es demasiado pronto para evaluar la posibilidad de elevar las tasas de interés en diciembre, hasta que no se aclare cuál será la política” de control en el Congreso de Estados Unidos controlado por los republicanos y el presidente Donald Trump. Harker dijo que aún no está listo para afirmar que la Fed debería subir las tasas de interés, teniendo en cuenta el cambio sustancial de la situación política en EEUU.
Otro representante de la Fed, presidente de la Fed de Dallas, Robert Kaplan, dijo el miércoles que su reciente declaración sobre una posible subida de tasas de interés de la Fed fue interpretado de manera incorrecta: él no se inclina a acelerar el proceso de endurecimiento de la política monetaria.
Hoy a las 18:00 (GMT+3) comenzará el discurso de la presidente de la Fed, Janet Yellen. De ella, los inversores esperan que la explicación de la situación en torno a la futura política de la Fed, incluido lo relacionado con la reunión de la Fed el 13-14 de diciembre y un posible aumento de la tasa de interés en dicha reunión. Si Yellen toca el tema de la política monetaria en EE.UU., la volatilidad en el trading del dólar se incrementará bruscamente en el mercado de divisas. Si en el discurso de Janet Yellen se dieran a conocer señales de un alza de tasas de interés en EEUU antes que finalice el año, el dólar estadounidense se fortalecería bruscamente en el mercado de divisas. También pueden continuar el crecimiento los principales índices estadounidenses. Como ha señalado anteriormente en repetidas ocasiones Yellen, un aumento de las tasas de interés en EEUU puede hablar de un estado estable de la economía estadounidense, y esto es un factor para el crecimiento de los índices.
A las 16:30 se presentarán los datos semanales del Departamento de Trabajo de Estados Unidos sobre el número de solicitudes iniciales de desempleo y un bloque de importantes indicadores macroeconómicos en los EEUU (índices de precios al consumidor de octubre, índice de actividad empresarial en el sector manufacturero de la Fed de Filadelfia de noviembre).

S&P500: Inversores vendieron acciones de bancos y de compañías industriales. Análisis fundamental del 17/11/2016.