2016-11-22 15:44:33

Mientras que la Fed está a punto de subir las tasas de interés, el BCE tiene la intención de seguir manteniendo una política monetaria flexible.

Un miembro del Consejo de gestión del BCE, Ignazio Visco declaró que la inflación en la zona euro sigue siendo motivo de preocupación y la “política monetaria del BCE seguirá siendo flexible y no podrá cambiar, hasta que no se cambien las condiciones”.

Otro alto representante del BCE, Benoit Ker, que es uno de los seis miembros de la junta del BCE, durante los debates de la mesa redonda en Alemania también dijo ayer que el Banco Central Europeo no va a reducir su programa de compras de bonos por un monto de 1,7 mil millones de euros. “Todavía tenemos una inflación muy baja” dijo Ker.

En su discurso de ayer, el presidente del BCE, Mario Draghi, dijo que las tasas de la Eurozona se elevarán, cuando se aceleré el crecimiento de la economía, aumentará la inflación. “Las bajas tasas de interés es el resultado de un débil crecimiento económico, baja inflación a nivel mundial” dijo Mario Draghi.

La tasa de interés clave del BCE (tasa de refinanciación de los bancos comerciales) se encuentra en el nivel de -0,4%. El BCE viene bajando sucesivamente esta tasa del nivel de 4.25% en 2008 a un nivel record actual bajo. Además, el BCE continúa el programa QE (flexibilización cuantitativa) en la zona euro, comprando mensualmente activos europeos por un valor de 80 mil millones de euros (88 mil millones de dólares estadounidenses). Hasta el momento esto no ha conducido a la mejora deseada de los indicadores macroeconómicos y al aumento de la inflación, y el BCE podría anunciar cambios en el programa, que debe concluir en marzo de 2017. Las expectativas de tal decisión por parte del BCE están ejerciendo presión sobre el euro.

En este momento la inflación en la zona euro es de solo el 0,5%, muy por debajo del objetivo del BCE del 2%, y la mayoría de los economistas esperan que el banco central extienda el programa, como mínimo, seis meses. El 8 de diciembre se celebrará la próxima reunión del BCE y se espera que en esta reunión se resuelva el destino del programa de compra de bonos en 80 mil millones de euros al mes.

Los diferentes rumbos de la política monetaria del BCE y Fed es el principal controlador del par EUR/USD. Como creen muchos economistas, después de la conclusión del crecimiento correctivo del par EUR/USD seguirá el declive en el lado de la paridad del euro con el dólar, y el nivel de 1.0500 no más allá de las montañas.EUR/USD: Inflación en la Eurozona sigue siendo motivo de nerviosismo. Análisis fundamental del 22/11/2016