El índice de precios al consumo (IPC) redujo en mayo su tasa interanual en dos décimas, hasta el 0,2%. Este retroceso se debe en gran medida, según el Instituto Nacional de Estadística, al abaratamiento de alimentos y bebidas no alcohólicas, así como los sectores del ocio y la cultura, y en particular hoteles y viajes organizados, como viene siendo habitual tras la celebración de la Semana Santa.

La variación mensual de IPC, por su parte, se mantuvo sin cambios en mayo respecto a abril.

El INE confirma así los datos que había adelantado a finales del mes pasado.






Estamos en las redes sociales
Chat en vivo
Dejar comentario