Fue un avance muy moderado y peleado, pero finalmente el IBEX 35 volvió a cerrar una sesión en positivo tras cuatro jornadas consecutivas de recortes. En concreto, el principal selectivo de la Bolsa de Madrid ha conseguido poner fin al día con una discreta subida del 0,2%, hasta los 10.989 puntos.

De este modo, el Ibex no solo se queda a un paso de los 11.000 puntos, si no que se resarce del descalabro de ayer siendo el índice con mejor comportamiento en el día de entre todos los grandes de Europa, afectados en su mayoría por los números rojos.

Ante la ausencia de indicadores macroeconómicos, el índice de referencia en la Plaza de la Lealtad fue abriéndose camino hacia arriba desde el inicio de la jornada hasta superar con cierta holgura la cota psicológica de los 11.000.

Pero tal y como sucedió en la jornada de ayer, las complicaciones llegaron con la apertura de Nueva York. Los datos macro presentados hoy por el Tío Sam, sin ser estrepitosos, tampoco colmaron las expectativas de los mercados y las optimistas palabras sobre la inflación estadounidense en 2015 del presidente de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard, gustaron muy poco en Wall Street.

La caída entonces en el selectivo fue acusada, pero también lo había sido lo corrección de ayer, así que poco a poco los inversores fueron aprovechando para volver al mercado al ver que los precios se situaban en niveles que consideraron razonables para volver a posicionarse.

A nivel individual, la constructora OHL (OHL) se coronó como la principal ganadora del día, con un avance del 2,03%, por delante de Mediaset (TL5) y Bankinter (BKT), que subieron un 1,87% y un 1,78% cada una.

Del lado de los perdedores se destacan también dos constructoras como FCC (FCC) y Sacyr (SCYR), que se dejaron en la sesión un 2,41% y un 1,21%, respectivamente, además de la farmacéutica Grifols (GRLS), con un retroceso del 1,21%.

En cuanto al resto de plazas europeas, números rojos, como decíamos, con la excepción del FTSE 100, que cerró prácticamente plano (+0,02%). El DAX lideró las correcciones, con una contracción del 0,64%, por delante del Euro Stoxx 50 (-0,59%), el CAC 40 (-0,47%) y el FTSE MIB (-0,39%).

En relación a la renta fija, la rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años logró acabar la jornada en torno al mismo de 2,64% que lleva repitiendo en las últimas sesiones, con la prima de riesgo rozando ya los 140 puntos.






Estamos en las redes sociales
Chat en vivo
Dejar comentario