Las familias españolas poseen una de cuatro acciones (26,1%) de las compañías cotizadas en la Bolsa de Madrid, según datos del informe sobre la Distribución de la Propiedad de las Acciones Españolas Cotizadas.

Según este informe publicado por el Servicio de Estudios de BME, los hogares españoles poseen títulos de empresa en bolsa por valor de más de 150.000 millones de euros y su tasa de participación en el mercado bursátil español supera en más de 6 puntos el dato registrado a principios de la crisis.

Este 26,1% supone además la cifra más alta de los últimos 11 años y representa más del doble (2,4 veces) que en el conjunto de la Unión Europea, donde el peso de los inversores individuales en el parqué se queda en una de cada diez acciones (11%).

Por encima de los hogares que invierten en el mercado de valores para canalizar sus ahorros, solo un colectivo cuenta con más peso en España en cuanto a la distribución de las acciones se refiere: los inversores extranjeros.

Propietarios del 40,1% del conjunto del capital social de las cotizadas, la inversión procedente del exterior alcanza un valor actual de 240.000 millones de euros, lo que les concede una presencia 3,3 puntos superior a la que tenían en 2007 y 3 puntos por encima de la media comunitaria.

Las empresas no financieras ocupan la tercera posición en la lista grupos de propietarios, con una participación del 19%; por delante de otros colectivos como bancos y cajas de ahorro sin partición pública (5,1%) o las administraciones públicas (2,3%).






Estamos en las redes sociales
Chat en vivo
Dejar comentario