El IBEX 35 comenzó la semana con una caída del 0,43%, hasta los 10.482 puntos, en una jornada marcada por los conflictos bélicos en Gaza y Ucrania.

La aversión al riesgo se impone en todos los mercados y los inversores optan por la prudencia en forma de recogida de beneficios, atenazados por la escalada de la tensión geopolítica.

La ausencia de datos macroeconómicos que ofreciesen un mínimo aliciente para las compras acabó facilitando aún más la salida de la renta variable en busca de otros destinos, como la deuda soberana.

En este contexto, el bono español a 10 años y su homólogo el bund alemán han vuelto a situarse en zonas muy próximas a sus mínimos históricos durante algún momento de la sesión, para acabar la jornada en torno al 2,57% y el 1,14%, respectivamente.

Así las cosas, la prima de riesgo sigue recortando posiciones y se encuentra ya más próxima de los 140 que de los 145 puntos.

En cuanto a acciones se refiere, dentro del Ibex 35, Acciona (ANA) fue la principal ganadora del día, con un avance del 3,68%, por delante de Jazztel (JAZ), que progresó un 1,43% y OHL (OHL), que subió un 0,97%.

En la otra cara de la moneda, IAG (MADRID:ICAG) subió retrocedió un 2,09%, liderando los descensos, seguida por Mediaset (TL5), Sacyr (SCYR) y DIA (DIDA), con unas correcciones en el día del 1,49%, 1,41% y 1,38%, respectivamente.

Al igual que sucedió en la madrileña Plaza de la Lealtad, el miedo se impuso hoy en el resto de capitales financieras europeas, con todos los índices de referencia en números rojos.

Un día más, el FTSE Mib encabeza los movimientos, con unas pérdidas del 1,48%, seguido por el Dax (-1,11%), el Euro Stoxx 50 (-0,86%), el Cac 40 (-0,71%) y el FTSE 100 (-0,31%).






Estamos en las redes sociales
Chat en vivo
Dejar comentario