El IBEX 35 puso punto y final a la primera jornada de la semana con una mínima corrección del 0,08%, hasta los 10.879,8 puntos, en una sesión ausente de grandes noticias o datos macroeconómico que motivasen un asalto decidido del selectivo a la cota de los 10.900 puntos.

El índice de referencia de la Bolsa de Madrid lo intentó con más fuerza que convicción en los primeros compases del día, pero pronto iría deshaciendo el camino andado para comenzar a coquetear con los números rojos pasado el mediodía.

La apertura negativa de Wall Street y los malos datos del sector inmobiliario del Tío Sam llevaron al selectivo a coquetear por momentos con los 10.800 puntos, para finalmente remontar y acabar la sesión en torno a los mismos niveles con los que empezó el día.

Dentro del Ibex 35, Gamesa (GAM) sigue atrayendo a los inversores y remató una fructífera jornada con un avance del 4,23%. Por detrás de ella, dos entidades financieras como Bankinter (BKT) y Bankia (BKIA) (sorprendiendo con sus beneficios esta última) completaron el pódium de ganadores del día con subidas del 1,35% y un 1,31%, respectivamente.

En la otra cara de la moneda, Técnicas Reunidas (TRE) fue la principal damnificada de hoy, con una corrección del 1,40%; por delante de Ferrovial (MADRID:FER), que se dejó un 1,28%; DIA (DIDA), que perdió un 1,13% (ambas presentaron hoy resultados) y Mediaset (TL5), un 1,04% a la baja.

En el resto de plazas europeas, solo el CAC 40 cerró en positivo (+0,33%), animado por los rumores de que Danone (PARIS:DANO) pueda vender su división de productos de nutrición y el acuerdo alcanzado por la petrolera Total (PARIS:TOTF) para deshacerse de su filial de producción de carbón en Sudáfrica.

Por el contrario, el FTSE MIB lideró las caídas entre los grandes índices (-0,59%) seguido por el Dax (-0,48%), el Euro Stoxx 50 (-0,11%) y el FTSE 100 (-0,05%).

En cuanto a la renta fija se refiere, las obligaciones españolas siguen presumiendo de un gran estado de forma, con el bono a diez años renovando una jornada más sus mínimos históricos, que ahora se sitúan en el 2,490%.

En consecuencia, la prima de riesgo se relajó hasta situarse ya por debajo de los 135 puntos básicos y vuelve a amenazar al bono estadounidense en cuanto quien ofrece un interés menor.






Estamos en las redes sociales
Chat en vivo
Dejar comentario