El euro no se inmuta ante el embrujo de Mario Draghi, y continúa con su rumbo descendente. Tras unos momentos de indecisión y de moverse casi plano, en los que parecía querer acercarse al perdido 1,34, el EUR/USD volvía a caer, y con más fuerza que antes, mientras el presidente del BCE daba algunas pistas sobre el anunciado programa de compra de activos cuya preparación, ha dicho, se ha intensificado. Lo hacía tras anunciar el organismo su decisión de mantener los tipos de interés en la eurozona en su mínimo histórico, el 0,15%. 

El euro, que registró ayer mínimos de nueve meses frente al dólar en 1,3332, cae en este momento hasta 1,335.

Lo que sí han conseguido las palabras de Draghi es insuflar algo de ánimo a las bolsas europeas, un día después del jarro de agua fría que supusieron la entrada de Italia en recesión técnica y la caída de los pedidos a las fábricas alemanas. Fráncfort, Londres y Milán se han dado la vuelta y suben ahora, aunque con timidez.

No es éste el caso del Ibex 35, que está a la cola del Viejo Continente, encadena su sexta caída consecutiva y profundiza en su peor racha desde enero. El descenso se limita ahora, eso sí, al 0,60%, que lo sitúa por debajo de los 10.200 puntos que ya ha perdido esta mañana.

En el mercado de deuda, vemos que la prima de riesgo española se mantiene en torno a 148 puntos básicos, su nivel más alto desde mediados de julio, en medio de un ambiente de aversión al riesgo propiciado por las tensiones geopolíticas.






Estamos en las redes sociales
Chat en vivo
Dejar comentario