El IBEX 35 dio continuidad al rebote iniciado el pasado viernes, tras la severa corrección sufrida en la semana precedente. De este modo, el principal selectivo de la Bolsa de Madrid se desmarcó de las caídas que protagonizaron el resto de plazas europeas para subir un 0,47% en la sesión, hasta los 10.241,5 puntos.

Tras la tregua de ayer, el nerviosismo por las tensiones geopolíticas volvió a resurgir en los mercados del Viejo Continente, en esta ocasión, motivado por el envío de caminos rusos de ayuda humanitaria a Ucrania y que despiertan el recelo de los países occidentales.

Además, la economía alemana, locomotora de Europa, ha sufrido un nuevo revés con la publicación del Índice ZEW. Este indicador que mide la confianza de los inversores germanos cayó en agosto por octavo mes consecutivo, hasta marcar su registro más bajo desde diciembre de 2012. Los motivos, una vez más, hay que buscarlos en el tablero de ajedrez en el que se ha convertido el Este de Ucrania.

La apertura a la baja de Nueva York vino a confirmar el pesimismo de los mercados y acentuaron los correctivos a este lado del Atlántico. El mayor castigo fue para el Dax germano (-1,21%), seguido por el Cac 40 (-0,85%), el Euro Stoxx 50 (-0,78%), el FTSE MIB (-0,23%) y el FTSE 100 (-0,01%)

Dentro del Ibex 35, Abengoa (ABGek), Amadeus (AMA) y Gamesa (GAM) fueron las grandes triunfadoras del día, con avances del 2,59%, 2,22% y 2,03%, respectivamente; mientras OHL (OHL), ArcelorMittal (MTS) y Grifols (GRLS) encabezaron las pérdidas con recortes del 1,71%, 1,30% y 0,96%.

Por su parte, la calma se manteniene en cuanto al mercado de renta fija se refiere, y el bono español a 10 años volvió a ofrecer rentabilidades por debajo del 2,5%. La prima de riesgo lo agradeció y puso rumbo de nuevo hacia los 140 putnos.






Estamos en las redes sociales
Chat en vivo
Dejar comentario