El Tesoro Público español ha modificado la normativa para la emisión de letras (deuda soberana a más corto plazo) ante la posibilidad de que los tipos de interés adjudicados se sitúen en terreno negativo durante las subastas.

Según ha informado el Ministerio de Economía y Competitividad en un comunicado, el objetivo de esta iniciativa es “proteger” a los pequeños inversores ante la posibilidad de que la rentabilidad de las letras caiga por debajo de cero.

En el día de ayer, la rentabilidad de la deuda española a más corto plazo (3 meses) cayó por primera vez en la historia a terreno negativo, llegando a ofertar un interés del -0,020%.

La modificación anunciada en el día de hoy afectará a las peticiones de letras que se realicen en modalidad de suscripción no competitiva (aquellas en las que el comprador declara la cantidad a adquirir, pero no la rentabilidad mínima deseada, y que se adjudican al tipo medio ponderado) y que a partir de ahora se considerarán automáticamente no presentadas en el caso de que el tipo medio final sea negativo al término de la subasta.

Esta nueva regulación se aplicará a todas las subastas de letras que realice el Tesoro en todo lo que queda de año y durante el mes de enero de 2015. La próxima emisión de deuda a corto plazo está prevista para el próximo martes, 26 de agosto.

Comenzar a operar
Estamos en las redes sociales
Chat en vivo
Dejar comentario