El apetito del mercado por la deuda periférica europea parece no tener freno tras las palabras de Mario Draghi. El interés ofrecido por las obligaciones españolas a diez años en el mercado secundario rompen con violencia los mínimos alcanzados en la jornada anterior y se sitúan ya por debajo del 2,1%.

En concreto, el nuevo registro a batir por el momento es el 2,084% marcado antes de las 11 de la mañana europea. Esta rentabilidad contrasta con el 2,4% ofrecido siete días atrás y supone menos de la mitad del rendimiento registrado hace un año.

De este modo, la prima de riesgo se contrae con fuerza hasta romper a la baja los 120 puntos y se encamina hacia los 115 puntos, solo seis puntos por encima de Canadá y casi 30 puntos mejor que EE.UU.

Otro de los grandes beneficiados por las palabras del presidente del Banco Central Europeo es el bono italiano, que con un interés del 2,38% iguala en rentabilidad a la deuda soberana a largo plazo del Tío Sam.

Asimismo, los bonos de Irlanda y Portugal también aprovechan el viento a favor para ofrecer rentabilidades históricamente bajas, y reducen la diferencia con el Bund alemán hasta cerca de los 80 y los 200 puntos, respectivamente; mientras que la prima de riesgo de Grecia se relaja hasta los 460 puntos, ofreciendo los intereses más bajos desde finales del año 2009.

Mientras tanto, en los mercados de renta variable, el Ibex 35 se escapa de las dudas que atenazan las grandes plazas europeas tras el decepcionante dato de confianza del consumidor en Alemania y se consolida sobre los 10.850 puntos, con un avance superior al 30% en el momento en que esta información estaba siendo escrita.






Estamos en las redes sociales
Chat en vivo
Dejar comentario