El dólar cerró la semana próximo a máximos anuales con respecto al euro este viernes pues unos datos muy positivos de Estados Unidos indicaban que la recuperación económica sigue su curso; mientras, los mediocres datos sobre inflación de la zona del euro y las preocupaciones suscitadas en torno a la crisis de Ucrania provocaron la caída de la moneda única.

El par EUR/USD cerró la jornada del viernes con un retroceso del 0,38% hasta 1,3132, su cota más baja desde principios de septiembre. Durante la semana, el par retrocedió un 0,49%.

El dólar se vio impulsado tras conocerse que la confianza de los consumidores de Estados Unidos aumentó en agosto; la lectura definitiva del índice de confianza de los consumidores de la Universidad de Michigan ascendió desde los 81,8 puntos de junio hasta una lectura de 82,5.

Estos datos eclipsaron otro informe que indicaba que el gasto personal de Estados Unidos disminuyó inesperadamente en un 0,1% en julio.

La moneda única se vio sometida a mucha presión tras conocerse este viernes que la tasa de inflación anual de la zona del euro se ralentizó en agosto hasta el 0,3%, mínimos de cinco años, frente al 0,4% de julio. El Banco Central Europeo aspira a registrar una tasa de inflación inferior aunque próxima al 2,0%.

Estos débiles datos contribuyen a la presión que se ejerce sobre el BCE para que implemente nuevas medidas para salvaguardar la frágil recuperación de la zona del euro.

El euro perdió posiciones con respecto al yen, dejándose el par EUR/JPY un 0,04% hasta 136,66 hacia el final de la jornada del viernes. El cruce cerró la semana con pérdidas del 0,61%.

Por otra parte, el yen se vio debilitado con respecto al dólar; el par USD/JPY avanzó un 0,34% hasta 104,07 el pasado viernes, frenando las pérdidas de la semana hasta sólo un 0,12%. La demanda de yenes, considerados refugio seguro, se vio impulsada al comienzo de la semana ante las preocupaciones suscitadas en torno al conflicto entre Rusia y Ucrania.

El dólar alcanzó máximos históricos con respecto al rublo ruso este viernes; el par USD/RUB alcanzó el nivel de 37,20 para después retroceder hasta el 37,04 hacia el final de la jornada tras conocerse que las tropas rusas se habían involucrado en el conflicto al este de Ucrania.

La libra repuntó con respecto al dólar este viernes, registrando el par GBP/USD un avance semanal del 0,3%, pues las expectativas de que el Banco de Inglaterra suba los tipos seguía respaldando la demanda de libras.

El dólar canadiense cerró la jornada del viernes en niveles inferiores a los del billete verde a pesar de la publicación de unos datos más robustos de lo previsto sobre el producto interior bruto de la nación durante el segundo trimestre.

El par USD/CAD registró mínimos mensuales en 1,0811 tras conocerse que la economía canadiense avanzó un 3,1% interanual durante el segundo trimestre, superando las expectativas que apuntaban a un 2,7%. El par retrocedió después hasta el nivel de 1,0875.

Con respecto a la semana que comienza, los volúmenes de negociación se mantendrán en niveles bajos el lunes, ya que los mercados de Estados Unidos permanecerán cerrados con motivo de la festividad del Día del Trabajo. Los inversores estarán pendientes de los resultados de la reunión sobre política monetaria del BCE, que se celebra este jueves, así como de la publicación del informe del viernes sobre empleo no agrícola de Estados Unidos.

Los anuncios sobre la política monetaria de los bancos centrales de Australia, Japón, Canadá y el Reino Unido también serán centro de todas las miradas.

De cara a la semana entrante, Investing.com ha elaborado una lista de acontecimientos que podrían incidir en el rumbo de los mercados.

Lunes, 1 de septiembre

Japón publicara datos sobre gasto de capital.

China publicará datos oficiales sobre la actividad manufacturera, así como datos revisados sobre el índice manufacturero que elabora el HSBC.

El Reino Unido divulgará datos sobre la actividad manufacturera, así como un informe sobre el endeudamiento neto.

Los mercados de Estados Unidos y Canadá permanecerán cerrados con motivo de la festividad del Día del Trabajo.

Martes, 2 de septiembre

Australia divulgará datos sobre licencias de obra y cuenta corriente.

El Banco de la Reserva de Australia anunciará sus tipos de interés de referencia y realizará su declaración sobre política monetaria, en la que describirá las condiciones y los factores económicos que inciden en su decisión.

En la zona del euro, España publicará un informe acerca de la variación del empleo.

El Reino Unido publicará un informe sobre la actividad del sector de la construcción.

A lo largo de la jornada del martes, el Instituto de Gestión de Suministros publicará un informe sobre la actividad manufacturera de Estados Unidos.

Miércoles, 3 de septiembre.

China publicará datos oficiales sobre la actividad del sector de los servicios, así como el informe sobre el sector servicios que elabora el HSBC.

Australia publicará un informe sobre el producto interior bruto, el indicador más amplio sobre actividad y crecimiento económicos. Mientras, el gobernador del RBA, Glenn Stevens va a realizar unas declaraciones en una comparecencia que ha levantado una gran expectación.

El Reino Unido hará público un informe muy esperado sobre el crecimiento del sector servicios.

La eurozona publicará datos sobre ventas minoristas, medida que utiliza su Ejecutivo para medir el consumo, el cual acapara la mayor parte del conjunto de la actividad económica.

El Banco de Canadá anunciará sus tipos de interés de referencia y realizará su declaración sobre política monetaria, en la que describirá las condiciones y los factores económicos que inciden en su decisión.

Estados Unidos divulgará datos sobre pedidos comerciales.

Jueves, 4 de septiembre

Australia publicará informes sobre ventas minoristas y sobre su balanza comercial, es decir, la diferencia entre sus exportaciones y sus importaciones.

El Banco de Japón anunciará sus tipos de interés de referencia y realizará su declaración sobre política monetaria, en la que describirá las condiciones y los factores económicos que inciden en su decisión.

Alemania dará a conocer datos sobre pedidos industriales.

El Banco de Inglaterra anunciará sus tipos de interés de referencia.

A lo largo de la jornada, el BCE anunciará sus tipos de interés de referencia. Al anuncio le seguirá una rueda de prensa a cargo del presidente del organismo, Mario Draghi.

Tanto Estados Unidos como Canadá harán públicos los informes sobre sus respectivas balanzas comerciales. Estados Unidos publicará también su informe ADP sobre creación de empleo en el sector privado y su informe semanal sobre solicitudes iniciales de subsidio por desempleo.

Hacia el final de la jornada del jueves, el Instituto de Gestión de Suministros publicará un informe sobre la actividad del sector de los servicios de Estados Unidos.

Viernes, 5 se septiembre

En la zona del euro, Alemania publicará datos sobre producción industrial.

El Banco Nacional de Suiza publicará datos sobre sus reservas de divisas. Estos datos se siguen muy de cerca, pues constituyen robustos indicadores sobre las dimensiones de las operaciones del regulador en los mercados de divisas.

Canadá publicará un informe acerca de la variación del empleo y la tasa de desempleo. La nación publicará también su índice Ivey de gestores de compras.

Estados Unidos cerrará la semana con nuevos datos sobre la evolución del empleo no agrícola y la tasa de desempleo, indicadores de gran relevancia.

Comenzar a operar
Estamos en las redes sociales
Chat en vivo
Dejar comentario