En la reunión en Doha, capital de Qatar, los representantes de los países productores de petróleo más grandes (Arabia Saudita, Qatar, Venezuela y Rusia) llegaron a una serie de acuerdos para la conservación de la producción de petróleo a nivel enero. Pero, a pesar de esto, los precios del petróleo volvieron a caer ayer. El petróleo de la marca Brent concluyó la jornada de ayer, cerrando a un precio en torno a 34.00 dólares por barril.

A principios de semana, los representantes de los países antes mencionados han dicho que pueden restringir la producción de petróleo en los niveles actuales, si Irán e Irak se unen al acuerdo.

Por el momento Irán ha rechazado adherirse a un acuerdo para limitar la producción de petróleo y reiteró su intención de aumentar los niveles de producción antes de las sanciones, es decir, 4.2 millones de barriles por día.

El jueves, los precios del petróleo cayeron después de que las reservas de Estados Unidos alcanzaron un nuevo máximo histórico. El Ministerio de Energía de Estados Unidos informó de un aumento de las reservas de petróleo crudo la semana pasada a 2,147 millones, a 504,1 millones de barriles, lo que es un nuevo récord. De este modo EE.UU. ha aumentado el exceso de oferta en el mercado mundial de petróleo. La última vez que las reservas superaban la cantidad de 500 millones de barriles fue en 1930. En el contexto de exceso de oferta en el mercado mundial, los precios del petróleo cayeron más de un 70% desde los máximos alcanzados en junio de 2014.

Los futuros de petróleo de la marca Brent de abril en ICE Futures en Londres cayeron en el precio a 34,02 dólares por barril.

Los países productores de petróleo son conscientes de que el acrecentamiento de la producción conduce a una caída en los precios del petróleo, sin embargo, la renuencia a ceder su cuota de mercado no deja la posibilidad de reducir el nivel de producción de petróleo.

La caída de los precios del petróleo reduce el ingreso de las compañías petroleras que se ven obligados a reducir la inversión y despedir a los trabajadores. Palidece el presupuesto de los estados productores de petróleo. Por lo tanto, el presupuesto de Arabia Saudita está experimentando un déficit récord, que asciende el año pasado a 98 millones de dólares o 15% del PBI del país.

La misma economía mundial se enfrenta a problemas de desaceleración de la inflación, reducción de la capacidad de producción, desaceleración del crecimiento de los salarios, reducción del consumo interno de la población, reducción forzosa de trabajadores en ciertos sectores de la economía, principalmente relacionados con la exploración y producción de recursos naturales.

Así, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) redujo su pronóstico para el crecimiento global del PIB al 3% para el 2016, indicador del año pasado.

Por lo tanto, en el contexto de volatilidad en los mercados financieros globales, así como la creciente competencia de los países más grandes productores de petróleo, el desequilibrio entre la oferta y la demanda de petróleo en el mercado mundial va en aumento.

Los precios del petróleo se mantendrán bajo presión hasta que no se corrija la situación de los mercados financieros del mundo o los países productores de petróleo no llegan a un acuerdo sobre un recorte colectivo en la producción de petróleo, y parece poco probable por el momento.




Los materiales publicados en esta página son proporcionados por la compañía LiteForex exclusivamente con fines informativos y no debe interpretarse como consejo de inversión o asesoramiento a los efectos de la Directiva 2004/39 /EC.



Estamos en las redes sociales
Chat en vivo
Dejar comentario