Desde mediados de febrero, el oro se cotiza fijo por encima del nivel de 1200.00 dólares por onza. Al alcanzar máximos cerca del nivel de 1260.00, el precio se redujo ligeramente, sin embargo, la demanda de metales preciosos prevalece. Hoy, desde la apertura de la jornada los índices bursátiles mundiales intentaron desarrollar ayer un movimiento alcista en los datos económicos fuertes de EEUU, pero en el transcurso de la sesión europea gradualmente dan posiciones y pasan a terreno negativo en medio de la caída de los precios del petróleo. El oro en esta situación actúa contra el instrumento, y cuando los índices bursátiles bajan, el precio del oro suele crecer.

Por otra parte, mientras que de EEUU llegan noticias positivas, de China no se detiene el flujo de noticias negativas. Así, según los datos de ayer, el índice de gestores de compras para el sector industrial de China cayó en febrero al nivel más bajo en más de cuatro años (49,0 frente a 49,0 y 49,4 previsto en enero). La economía de China, la segunda economía más grande del mundo después de los Estados Unidos, continúa mostrando signos de desaceleración. El problema en la economía china también se alimenta por el exceso de capacidad y baja demanda.

En la última reunión del fin de semana los representantes de los países del G20 giraron en torno a un estado de pesimismo alto debido a las perspectivas de la economía mundial. No se llegaron a acuerdos significativos para estabilizar los mercados internacionales y estimular el crecimiento económico. Todo esto tiene un impacto negativo en los precios de las materias primas y las cotizaciones de las divisas de productos básicos, además, sostiene la demanda de activos refugio, como el oro.

Por otra parte, la situación de deterioro económico en la zona euro puede animar al BCE a adoptar medidas adicionales de estímulo. Las mismas estadísticas estadounidenses que evidencian un muy buen estado de la economía de EEUU, pueden reforzar la opinión de los inversores para continuar con las medidas de endurecimiento de la política monetaria en EEUU. Estos dos factores equilibraran la demanda de oro, ejerciendo presión sobre las cotizaciones de los metales preciosos.

El enfoque de esta semana es el viernes, cuando a las 15:30 (GMT+2) se publiquen datos sobre la dinámica del mercado laboral de EEUU (cantidad de nuevos puestos de trabajo creados en EEUU, fuera de la agricultura).

Si los datos resultarán ser positivos, esto elevaría la demanda de activos de riesgo y materias primas. En este caso, el dólar USA también se fortalecerá, y el oro puede volver por debajo del nivel de 1200.00.

De lo contrario, el pesimismo prevalece en el mercado, la demanda de oro se incrementará.




Los materiales publicados en esta página son proporcionados por la compañía LiteForex exclusivamente con fines informativos y no debe interpretarse como consejo de inversión o asesoramiento a los efectos de la Directiva 2004/39 /EC.



Estamos en las redes sociales
Chat en vivo
Dejar comentario