Después de la reunión de ayer del BCE, que se llevó a cabo sin incidentes, la atención de los inversores poco a poco comienza a cambiar a la próxima reunión de los bancos centrales de Nueva Zelanda (27 de abril), EEUU (27 de abril), Japón (28 de abril).

Hay muchas razones para cambiar a las posiciones largas. La Fed todavía tiende a mantener su plan de endurecimiento gradual de la política monetaria de Estados Unidos. Ahora, los inversores están tratando de aclarar por sí mismos la pregunta sobre cuando la Fed subirá la próxima vez las tasas de interés. Ayer el dólar USA obtuvo un nuevo impulso positivo después de la salida de fuertes datos de empleo de EEUU. El número de solicitudes de subsidio por desempleo la semana pasada en los EEUU fue de 247 000 contra el pronóstico 263 000 y 253 000 En el período anterior, lo que indica una reducción del desempleo. Estos datos indican que el informe de empleo fuera de la agricultura (NFPR) para abril será fuerte. El mercado de valores de Estados Unidos se ha recuperado casi por completo después de un colapso desde el comienzo del año, y el índice DJIA no está lejos de los máximos del 2015.

En los mercados financieros hay expectativas de medidas adicionales de estimulo del Banco de Japón. Un fuerte terremoto en la isla de kyushu en abril ha reforzado estas expectativas.

El BCE mantuvo su política monetaria extraflexible sin cambios, además, el jefe del banco, Mario Draghi no descarto la posibilidad de nuevos recortes de tasas, asegurando al mercado que las tasas se mantendrán estables en el nivel actual o por debajo durante mucho tiempo, incluso después de la conclusión de QE en la UE.

El par NZD/USD por tercer día consecutivo cae desde los nuevos máximos alcanzados previamente cerca del nivel de 0.7050. La próxima semana el BR de Nueva Zelanda puede anunciar un recorte en las tasas de interés y señalar una mayor flexibilización de su política monetaria para mantener la economía del país orientada a la exportación. Es posible que las tasas se reduzcan en tres ocasiones en abril, junio y agosto. Las expectativas de una mayor reducción en las tasas de interés en Nueva Zelanda, encaminadas a reducir el coste de la moneda nacional, así como las acciones de la Fed sobre un endurecimiento gradual de la política monetaria en los EEUU ejercerá una presión a la baja en el par NZD/USD en el mediano plazo. Es probable que estemos a punto de romper la prolongada corrección de crecimiento del par NZD/USD desde el comienzo de febrero y volver a la tendencia la baja global.


NZD/USD: Base para el acrecentamiento de las posiciones largas en el dólar USA




Los materiales publicados en esta página son proporcionados por la compañía LiteForex exclusivamente con fines informativos y no debe interpretarse como consejo de inversión o asesoramiento a los efectos de la Directiva 2004/39 /EC.



Estamos en las redes sociales
Chat en vivo
Dejar comentario