Parece que la expectativa por los resultados del encuentro de los representantes del G20, que comenzó hoy hasta el fin de semana, no solo se refleja en el mercado de divisas sino también en el de valores.

A la apertura de la jornada de hoy los índices mundiales se mantienen en un rango estrecho, los volúmenes de operaciones no son altos.

A pesar del hecho de que el Banco Popular de China estableció hoy una tasa media baja de la moneda nacional, el par dólar/yuan cerró en la jornada en 6,4816 frente al nivel de cierre de ayer en 6,4875.

Los datos positivos recibidos esta mañana de China indican que las políticas de estímulo aplicadas por Pekín, impactó sobre la actividad económica.

Si bien el crecimiento del PIB de China en el 1er trimestre continuó desacelerándose (6,7% frente a 6,8% en el trimestre anterior), otros datos de marzo (la producción industrial, la inversión fija, las ventas minoristas y los nuevos préstamos) superaron las expectativas, reforzando la confianza positiva de los inversores sobre las perspectivas de la segunda mayor economía del mundo.

Por supuesto, las noticias positivas de China se verá reflejado en el estado de ánimo de los participantes de la reunión del G20 y pueden reflejarse sobre las decisiones y los resultados de la reunión.

SI los resultados de la reunión del G20 se toman algunas decisiones referentes a medidas colectivas para restaurar la economía global, esto apoyará a los mercados financieros mundiales, influyendo de manera positiva en el crecimiento de los índices bursátiles mundiales. También vale la pena señalar la declaración de ayer por el presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, que sería prudente seguir insistiendo en el aumento de las tasas de interés en EEUU, a pesar de que no se refirió acerca del plazo de la próxima alza de las tasas.

Por otro lado, los datos macroeconómicos negativos que proceden de Europa, indican el fracaso de las medidas del BCE llevado a cabo para estimular la economía europea y la posibilidad de nuevas medidas de expansión en el marco de la política monetaria en la zona euro.

La próxima reunión del BCE sobre política monetaria está prevista para el 21 de abril, donde el BCE probablemente mantendrá sin cambios la política monetaria. Sin embargo, algunos funcionarios de alto rango del BCE, entre ellos el economista principal del BCE, Peter Pret, expresaron que si las perspectivas empeoran, "la reducción de las tasas de interés sería una de las posibles opciones". Es probable que las tasas aún no hayan tocado fondo, pero su recorte futuro antes de junio es poco probable.

El índice de la bolsa europea EuroStoxx50, sobre todo, todavía hay espacio para el crecimiento, al menos al nivel de 3110.0.




Los materiales publicados en esta página son proporcionados por la compañía LiteForex exclusivamente con fines informativos y no debe interpretarse como consejo de inversión o asesoramiento a los efectos de la Directiva 2004/39 /EC.



Estamos en las redes sociales
Chat en vivo
Dejar comentario